Mas
    More

      En América, el mejor de la década es River

      River tiene una supremacía total en el continente,de 2010 para acá: llegó a 9 finales y ganó 7, muy lejos del resto en la región. Y Boca ni compite…

      La identidad del equipo de Marcelo Gallardo, el estilo de juego que, con matices, no ha cambiado en todo este tiempo, es el que suele traer también resultados.

      Y si de números se trata, no hay que esforzarse demasiado para comprender la supremacía de River  a nivel continental en los últimos años.

      Si se empezara a contar desde 2010 (cuatro años antes de la llegada de Gallardo, con una temporada en la B Nacional incluida), Es por lejos River el club más ganador de la década en América.

      El que se clasifica a la final es el bueno, sostiene hoy el colombiano Bermúdez. Pues bien: desde que arrancó la última década, River jugó ¡nueve finales internacionales y ganó siete! Y los que le siguen en esa clasificación ni siquiera se acercaron para competirle. Detrás del equipo del Muñeco aparece Independiente, con tres títulos y seis finales; luego Lanús, que con la de este sábado en Córdoba ante Defensa sumó su quinta definición for export, con un título (con el 0-3 no podrá jugar las otras dos correspondientes al 2020: Recopa y Suruga).

      En la lista de equipos finalistas a nivel internacional luego están en la misma línea, con cuatro, Santos (ganó dos, perdió una y la otra se jugará el 30/1 en el Maracaná, claro), Atlético Nacional (ganó dos y perdió dos) y Flamengo (dos y dos). ¿Y con tres? Muchos: Corinthians (ganó las tres, incluido el Mundial de Clubes ‘12 al Chelsea), Gremio, Athletico Paranaense, Santa Fe de Colombia (ganaron dos y perdieron una), San Lorenzo, Independiente del Valle, Chapecoense, Universidad de Chile y Liga de Quito (ganaron una, perdieron dos). Con dos finales aparecen Internacional de Porto Alegre y Atlético Mineiro, que ganaron las dos. Y luego… Sí, Boca, que jugó apenas dos definiciones y perdió ambas, una de ellas en el Santiago Bernabéu a manos de River, en el partido más importante de la historia de los dos clubes más grandes de la Argentina. Un punto que pinta la época: en 2015 el CARP fue, al mismo tiempo, el campeón vigente de todas las competencias Conmebol (Sudamericana 14, Recopa 15 y CL 15), algo que jamás pasó (ni pasará, por el nuevo calendario) en la historia moderna del fútbol sudamericano.

      Sí, Boca está muy pero muy lejos de River a nivel internacional durante la última década. Y si sólo se tomara en cuenta el ciclo de Marcelo Gallardo, la diferencia sería aún mayor. Es más: a River en este tiempo se le escaparon varias semifinales y finales por muy poquito que podrían haber estirado aún más su dominio continental: las caídas con Lanús, Al Ain, Flamengo o Palmeiras pudieron ampliar ventajas en estos ítems. Las tres finales de Copa Libertadores (2015 y 2018 ganadas y 2019 perdida por un suspiro), las tres Recopas ganadas (San Lorenzo en 2015, Santa Fe en 2016 y Paranaense en 2019), la Sudamericana 14, la Suruga 15 y el Mundial de Clubes de ese mismo año suman las nueve definiciones internacionales que pudieron ser más,justamente, porque las formas importan, porque jugando como jugó y juega River las chances de ganar son más altas.

      Te puede interesar ver: